El Prat, un aeropuerto de lujo

Para conocer las últimas novedades de las marcas de renombre y prestigio ya no habrá que ir a la quinta avenida de Nueva York, a Camps Elisis de París o al paseo de Gràcia de Barcelona, sino que lo podremos hacer sin tener que salir del mismo aeropuerto de la capital catalana.

Aena, el ente que gestiona los aeropuertos, pretende aprovechar la recuperación del tránsito aéreo y el incremento de pasajeros para atraer marcas de reconocido prestigio a la zona comercial de sus terminales, un espacio donde los pasajeros tienen pocas cosas a hacer además de pasear por las tiendas mientras esperan sus vuelos. Se previsto que esta nueva zona comercial de lujo pueda estar operativa por la temporada de Semana Santa del próximo año.

Por el aeropuerto del Prat pasaron el año pasado más de 35 millones de pasajero y actualmente opera un centenar de compañías. La presencia de un elevado volumen de viajeros da garantías a las marcas de posibles ventas, de las que Aena saca un porcentaje, un extremo que los gestores del aeropuerto quieren aprovechar para conseguir que se instalen en Barcelona.

Un atractivo más

“La mejora de las zonas comerciales supone un plus, un atractivo más del aeropuerto por los viajeros”, comenta la directora comercial del aeropuerto de Barcelona, Ruth Vilagrasa, que considera que “la mejora de las zonas comerciales hacen más atractivas las terminales para los viajeros y son un servicio más que suman al aeropuerto”.

Coincidiendo con el quinto aniversario de la puesta en marcha de la T1 del aeropuerto han acabado la mitad de los contratos de alquiler que se habían firmado con los comercios ubicados a las instalaciones. La dirección del aeropuerto ha mantenido varias reuniones con responsables de empresas interesados al mantener su presencia a la principal puerta de acceso en Cataluña, como Desigual o Loewe, y otros que se quieren instalar, como Camper, Hugo Boss, Swatch, Muji o Tous.

El proyecto pasa para crear un espacio reservado por marcas de lujo que se articulará alrededor de una gran tienda multimarca de artículos de lujo, de 800 metros cuadrados. Alrededor de esta gran tienda funcionarán seis mes, con casi 600 metros cuadrados, que ampliarán la oferta comercial de lujo del Prat.

Espacio de relax

La T1 cuenta actualmente con 122 espacios comerciales, una veintena más que hace dos años, gracias al proyecto de mejora que lleva a cabo la dirección del aeropuerto. La superficie comercial de la T2, que el año pasado sumó 11 millones de pasajeros, también se ha incrementado y ha sumado recientemente nuevas marcas, como las tiendas de moda y complementos Trucco uno Aïta, la tienda de deportes Buff o la de artículos de viaje Item de Lo.

“Una de las principales novedades en la mejora de la zona comercial de la T2 es la puesta en marcha de un wellness, un espacio donde se hacen tratamientos como por ejemplo masajes, manicuras o maquillajes, todo en poco tiempo porque lo puedan aprovechar las personas que tienen que coger un avión”, explica la directora comercial del Prat.

Pasajeros internacionales

Los pasajeros de Asia y Rusia son los que más han aumentado al aeropuerto del Prat los últimos años y también los que tienen un poder adquisitivo más elevado. Un pasajero de esta procedencia que pasa por el aeropuerto se gasta un 51,8 euros a las tiendas, ante los 6,3 que se deja un pasajeros nacional.

Las tiendas del aeropuerto del Prat facturan unos 35 millones de euros y la recuperación del tránsito aéreo hace prever un incremento de pasajeros, un hecho que podría suponer un incremento del 15% de la facturación de las tiendas.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

admin Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *